Yoga Prenatal

En esta página me gustaría explicar las razones de por qué yoga prenatal es tan beneficiosa para tí y tu bebé.
Durante el embarazo vives y respiras con tu bebé y el bebé está consciente de tus pensamientos, movimientos físicos y emociones. Por lo tanto, es aún más importante vivir un estilo de vida saludable y consciente durante el embarazo. Yoga prenatal no es solo una “yoga personalizada” con posturas de yoga adecuadas para mujeres embarazadas, pero también está para conectarte más profundamente con tu respiración y el bebé y para prepararte para el parto. También es una excelente manera de conocer a otras mamás y embarcar juntas en este viaje.
Yoga prenatal tiene varios beneficios. Mejora el sueño y la digestión, la circulación de la sangre y también ayuda a aliviar la tensión y el dolor de espalda. Te prepara físicamente y mentalmente para ser madre y te ayuda a superar las dudas, miedo, cansancio y ansiedad.
Sin embargo, hay algunas cosas que debes tener en cuenta, tanto si practicas yoga conmigo o en casa.

Primer Trimestre / Semana 1 a 13

Precauciones:

  • No saltar
  • No hacer inversiones si no tienes experiencia en practicar yoga
  • No practicar Kapalabhati (técnica de pranayama)
  • No tumbarse boca abajo
  • No hacer ejercicios para abdomen

    No estires demasiado tus ligamentos. Durante el embarazo, tu cuerpo produce la hormona relaxina para ablandar el pelvis y prepararte para el parto. Esto causa que tu cuerpo sea más flexible de lo normal y por lo tanto debes tener cuidado para no estirarlo demasiado.

    Segundo Trimestre / Semana 14 a 27

    Precauciones:

  • Se aplican las mismas precauciones que en el primer trimestre, además:
  • Evite las torsiones intensas, por ejemplo, cuando practicamos la Postura Ardha Matsyendrasana, hacer una torsión abierta
  • No flexionar la espalda demasiado – por ejemplo no hacer la Postura Urdhva Dhanurasana

    Después de la semana 20 evita estar tumbada boca arriba. Vena Cava es una vena que suministra oxígeno a tu bebé. Se encuentra entre la columna vertebral y el bebé y cuando el bebé está creciendo, podría presioanar la vena y bajar la presión arterial. Intenta dormir y practicar Savasana sobre tu lado izquierdo. Para aliviar las rodillas, puedes poner un cojín pequeño entre tus piernas.

    Tercer Trimestre / Semana 28 a 40

    En la semana 36 se recomienda disminuir el número de inversiones porque el bebé se está moviendo hacía la posición del parto. En este estado de embarazo se recomiendan posturas como abridores de cadera y abridores de pelvis, por ejemplo: baddha konasana, upavistha konasana, malasana y ardha chandrasana. Si el bebé viene en nalgas, existen asanas que pueden ayudar al bebé a colocarse correctamente. Sin embargo, siempre consulta esto con tu instructor de yoga, médico y matrona.
    Para clases de yoga prentatal es necesario consultar previamente a tu médico/matrona.
    No duden en ponerse en contacto conmigo por cualquier consulta.
    Namaste!



    Yoga MariSol – Tu yoga prenatal en Mallorca